Ciberseguridad y analítica: El futuro del sector detallista ha llegado

Escrito por  Redacción

Sin lugar a dudas, cualquier recuento sobre ciberseguridad durante 2015 hablará sobre la proliferación de incidentes de fugas de datos en el sector detallista. Con casos anteriores tan sonados como el de Target y Home Depot, entre otros, es fácil entender porque solo el 6% de los consumidores latinoamericanos* confían plenamente en las tiendas minoristas (retail) cuando se habla de salvaguardar su información privada.

Además de la falta de confianza del consumidor, un incidente puede generar un gran impacto financiero. De hecho, según el instituto Ponemon el costo promedio que pagaron las empresas con datos perdidos o robados fue de $6.5 millones de dólares, de los cuales más del 50% representó gastos indirectos, como la pérdida de clientes. Por ello, hoy para las empresas del retail es imperativo tener una gran fortaleza en cuanto a la seguridad de sus redes.

Sin embargo, una solución integral de ciberseguridad puede ir mucho más allá, no solo resguardando la información, sino convirtiéndose en un habilitador del negocio y ayudando a incrementar las ventas y la lealtad y confianza del cliente.

Junto con el sector salud y el de educación, el retail se ha convertido en uno de los tres sectores con más ataques y el que más identidades ha expuesto. Es un objetivo lucrativo para los cibercriminales, quienes buscan en las ventas a detalle tres objetivos principales:

  1. Hacerse de información de los clientes para cometer fraudes, como un uso indebido de los datos de sus tarjetas de crédito y débito
  2. Hacerse de información de los trabajadores del negocio para el robo de identidades.
  3. Obtener información del negocio para quitarles una ventaja competitiva a nivel empresarial.

¿Cuál sería el resultado si se invierte en una solución de ciberseguridad que además de proteger de manera robusta, con los más altos estándares y evitar fugas, brinde una experiencia única al cliente? Sin duda, mayores ventas, ingresos, lealtad del consumidor y competir con el comercio en línea para que no se perjudique la facturación.

Hoy, en el comercio “fuera de línea” como en el mundo del comercio electrónico, casi todo puede ser asegurado y medido. La manera de hacer negocios puede cambiar completamente. Además de contar con una protección robusta, gracias a una solución integral se puede saber del cliente desde que llega al estacionamiento, cuando atraviesa la puerta de un negocio, su ubicación y lo que hace hasta que llega a la caja.

Imagínese llegar a una tienda detallista, y que cuando cruce la puerta, el comercio lo salude y agradezca su visita a través del dispositivo móvil, le muestre las ofertas de los productos que le interesan y le ofrezca un descuento. Y no solo eso, que pueda usted acceder al Internet de una manera rápida, sin costo, y que cuando compare en línea los precios de un producto contra otro establecimiento, el comercio donde usted se encuentre le iguale el precio. Y todo, con los más altos niveles y estándares de seguridad. Eso hoy es posible.

Además, las tiendas físicas pueden obtener información sobre los hábitos de los visitantes en sus establecimientos, saber por dónde se mueven, qué buscan, cómo lo buscan, cuánto tiempo permanecen, qué opinan, y mucho más, proporcionando a los equipos de mercadotecnia información sumamente valiosa.

Para que el sector retail saque total provecho de estas oportunidades a la vez que mantiene los mayores standares de seguridad lo ideal es adoptar una solución que le permite al retail conocer a sus clientes a fondo ofreciéndoles un servicio que se puede llegar a componer por:

  1. Acceso Wi-Fi a Internet rápido y seguro en el establecimiento
  2. Analítica de presencia (comportamiento del cliente en el establecimiento)
  3. Social Wi-Fi (conocer al cliente, como su edad, gustos, etc.)
  4. Consejero digital (digital concierge): para interactuar en tiempo real y ofrecer precios, promociones y recomendaciones.

Todo asegurado por lo mayores estándares de ciberseguridad, con estándares como PCI-DSS, que blinde la red y proteja, entre otras cosas a:

  • Los dispositivos móviles de los clientes conectados a la red
  • Los dispositivos móviles que usan los empleados en el establecimiento
  • Los equipos que utiliza el personal administrativo y/o gerencial del negocio
  • Terminales punto de venta
  • La información almacenada sobre los clientes y el negocio

“FortiPresence, además de blindar la red, permite crear un acceso WiFi en la tienda. Una red a la que pueden acceder los visitantes que permite conocer su itinerario al interior, su recorrido por la tienda y si éste lo autoriza, puede incluso conectar sus redes sociales para recibir información y promociones”, señaló Rodolfo Castro, Systems Engineer Manager de Fortinet América Central.

“Este tipo de soluciones permiten a un amplio rango de negocios como aeropuertos, centros comerciales, tiendas e incluso a otro tipo de empresas, como parques de diversión, contar con una gran ventaja competitiva, ya que ahora los negocios pueden conocer con mucho mayor detalle a sus clientes y ajustar su demanda, incluso en tiempo real, para brindarles un mejor servicio y una experiencia única”, afirmó Castro.

Sin duda el sector retail podra beneficiarse de una estrategia de ciberseguridad donde pueden tener la confianza de que sus datos están protegidos y vivir una experiencia de compra sin precedentes, pero también algo muy positivo para los encargados de los más de 2 millones de tiendas que existen en México, según datos del INEGI.

*Encuesta de GMI, una división de Lightspeed Research, a 5,000 consumidores en Latinoamérica durante el mes de abril, 2015 (comisionada por Fortinet)

Visto 2377 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

EDITORIAL

Ago 25, 2015 1898

Cada cual interpreta como…

by Alexander Becerra