×

Advertencia

Fallo cargando el archivo XML

Garantizar la seguridad no es labor exclusiva de una sola instancia. Para los nuevos alcaldes el reto estará en generar una mayor articulación con todas las instituciones de seguridad,  justicia y de desarrollo social, para trabajar de forma coordinada y permanente el tema.

Además, tendrán el desafío de buscar mecanismos para dar solución a la reincidencia criminal. Los delincuentes, aunque son capturados múltiples veces, son dejados en libertad al poco tiempo por tratarse de delitos excarcelables o simplemente porque no existen suficientes pruebas para otorgarles detención preventiva, lo cual se debe a un sistema judicial y carcelario muy débil.

La capital del país es una de las ciudades más cuestionadas en seguridad. Según la reciente encuesta de percepción ciudadana Bogotá Cómo Vamos, el 59% de habitantes de la capital dice que es insegura, dato que refleja la importancia que debe tener el tema en la agenda del nuevo alcalde. 

Para el experto internacional en seguridad Hugo Acero, “a los últimos alcaldes de la capital del país les ha faltado liderazgo, dejaron de asumir la responsabilidad constitucional y legal que tienen en materia de seguridad. Desde hace ya varios años asumieron que ésta debía dejarse en manos de la policía”.

Si bien en el país es recurrente el robo de celulares, para el Caso de Cali, es un problema que está en aumento. En lo transcurrido del año se ha denunciado el hurto de 2318, en promedio, 9 robos de estos equipos cada 24 horas. A lo que se suma el fleteo y las más de 100 pandillas de la región, las cuales son el instrumento de las grandes bandas criminales para el microtráfico y la extorsión.

En cuanto a Medellín, la inversión para justicia y seguridad en 2014 superó los  240 mil millones de pesos, lo cual lo convierte en el municipio colombiano que más invierte en esta materia. Sin embargo, los atracos y más de 140 bandas delincuenciales afectan a la región. Cifras deMedellín Cómo Vamos indican que solo el 42% de la población se siente segura en la ciudad.

En Barranquilla la situación no es diferente, el incremento de los robos preocupa a la comunidad, así como también se busca una mayor acción de la policía y aumentar su pie de fuerza. Para la ciudad es necesario el trabajo articulado entre las distintas autoridades para fortalecer la inteligencia y la investigación criminal.

Los primeros mandatarios de las principales ciudades del país tienen establecido un plan de trabajo en materia de seguridad. Aquí presentamos sus principales acciones:

Bogotá

üApuesta por la recuperación de la capital del país

El economista Enrique Peñalosa continuará el camino ya trazado en 1998, cuando asumió como como primer mandatario de la capital del país. Quiere recuperar lo que para él ha sido descuidado por las últimas administraciones, el rol del alcalde como jefe de la policía. No podemos seguir con el divorcio entre el alcalde y la policía. Los ciudadanos tienen derecho a vivir sin miedo y por eso en un plan de choque desde el primer día atacaremos los 750 puntos calientes de la ciudad, donde ocurre más del 50 % de los delitos. Con bloques de búsqueda actuaremos contra las bandas del microtráfico y la microextorsión”, dice Peñalosa. Las acciones que emprenderá en materia de seguridad son diversas y entre éstas se destaca:

La creación de la Secretaría de Seguridad y Defensa Ciudadana. Con la puesta en marcha de una entidad responsable política y administrativamente del tema, busca que la seguridad no siga siendo un asunto de segundo nivel manejado por la Secretaría de Gobierno y articular los esfuerzos de las distintas autoridades.

Prevención del delito. Con la construcción de al menos 10 megacentros culturales y deportivos en las localidades, se busca que niños y jóvenes tengan opciones para dar un mejor uso al tiempo y para que fortalezcan sus competencias.

Tecnología. Sefortalecerá a la policía con herramientas como cámaras de vigilancia con capacidad de reconocimiento facial y de placas de vehículos. Se implementará un sistema de rastreo satelital de buses y botones de pánico, con el fin de que una vez se identifique un delito o abuso, las autoridades puedan atender con agilidad la emergencia.

Acciones contra la delincuencia. Para evitar que los delincuentes y más aún reincidentes, recuperen con facilidad la libertad, se buscará un acercamiento con los alcaldes de las 20 grandes ciudades de Colombia para proponer una reforma legal que no permita ello.

Cali

üPor una ciudad segura, pacífica y reconciliada

El empresario caleño Maurice Armitage tiene como base de plan de trabajo la cultura ciudadana, así como también hacerle frente a los factores que afectan la  seguridad, teniendo en cuenta que lo primero es dar solución a los problemas sociales. Entre sus acciones se destacan:

La creación de la Secretaría de Seguridad. Esta permitirá abordar de una forma más eficiente el delito.

Los cuadrantes de seguridad. Trabajará en especializar estos cuadrantes por tipos de delitos y dotarlos de internet móvil para mejorar la comunicación con la ciudadanía y  así reaccionar de una forma más efectiva.

Afianzar el desmonte de bandas criminales. Para ello gestionará ante la nación la asignación de policías judiciales para fortalecer la articulación de la Inteligencia policial. La investigación judicial será una de sus prioridades.

Tecnología y desarrollo. Si de implementación tecnológica se trata, buscará el fortalecimiento del centro de mando unificado de la Policía con tecnologías que amplíen la cobertura y mejoren la efectividad del análisis de los sistemas de video vigilancia.

Prevención del delito social. Impulsará la desmovilización de pandillas y la reintegración socio productiva de sus integrantes, al igual que la generación de ingresos familiares en barrios con alto número de pandillas,  lo cual estará acompañado de proyectos de reconstrucción de vida a nivel individual y familiar.

Medellín

üLa seguridad debe monitorearse de forma permanente

Federico Gutiérrez Zuluaga  es ingeniero civil y se ha desempeñado como concejal de Medellín. Es el único candidato que ha llegado por firmas de los ciudadanos a la Alcaldía de Medellín. Para él la ciudad ha tenido avances importantes en materia de seguridad y en cuestión del desarrollo.

Antes de emprender nuevas acciones, hará una revisión de lo que ha funcionado para potenciarlo y construir sobre ello. Así mismo, considera la inversión social es parte fundamental de una adecuada Política Pública de Seguridad y Convivencia para la ciudad.  Su plan de acción comprende:

Diagnóstico y monitoreo permanente. Este es indispensable para establecer las acciones a seguir, ya que para él los planes de desarrollo de las últimas administraciones, y recientemente el Plan Integral de Seguridad y Convivencia, concentran insuficientemente el diagnóstico y monitoreo en cuanto a la creación y seguimiento de algunos indicadores objetivos de criminalidad.

Reacción y contención. Se requiere actuar contra elcontrol territorial que han adquirido las estructuras criminales, que ejercen un dominio sobre un sin fin de rentas ilegales que generan un importante poder económico que, a su vez, les permite tener un gran poder militar, social y, en algunos casos, político. Su administración trabajará en la desarticulación de las estructuras criminales.

Consejos de seguridad. Deben realizarse de forma periódica, pues a través de estos se tata el tema de seguridad y se garantiza la observancia y evaluación permanente de lo que pasa en la ciudad.

Grupo especializado contra el lavado de activos. Al lado de la prevención y la motivación de denuncia, debe crearse un grupo especializado de inteligencia para la lucha contra el lavado de activos, dotado de la infraestructura investigativa y tecnológica requerida, para adelantar los procesos necesarios de priorización de movimientos ante la Unidad de Investigación Administrativa y Financiera (UIAF).

Grupos élite y de desarticulación del crimen organizado. Mediante inteligencia y la operación de diferentes grupos de fuerzas estatales especializados se pretende atacar y desarticular las estructuras criminales, así como también sus economías ilegales y los diferentes tipos de delitos.

Tecnología para la seguridad. Se trabajará en el fortalecimiento del uso y laapropiación de las tecnologías para propender por la mejora de la seguridad. Medellín contará con cámaras con detección de rostros en sitios públicos claves; tecnología para recopilar con eficiencia pruebas que colaboren con la eficacia y oportunidad de los procesos de judicialización, entre otras herramientas.

Intervención integral y accionar permanente en Hotspots (puntos calientes). Consiste en escuadrones que patrullen estratégica y permanentemente sectores de la ciudad, realizando, a diario, retenes en las calles de la ciudad con importantes niveles en materia de dinámica criminal.

Barranquilla

üEs prioridad devolverle la tranquilidad a los barranquilleros

El ingeniero civil Alejandro Char  asumirá nuevamente como primer mandatario de La Arenosa, rol que desempeñó entre 2008 y 2011. Uno de los principales problemas que deberá atender es la inseguridad. “Estamos cansados de que le estén robando a todos, yo seré el primero en exigirle a la policía que esté en cada una de las esquinas cuidando el patrimonio de cada uno de los barranquilleros, queremos ver una policía comprometida con la gente”, advirtió Char, quien una vez se posicione comenzará a exigirle resultados a la fuerza pública.

Entre sus propuestas para devolverle la tranquilidad a los barranquilleros, se destacan:

Aumento de la vigilancia de los espacios públicos. Con lainstalación de cámaras de seguridad en puntos clave, se controlará y vigilarán las zonas en donde se comenten más actos delincuenciales. Los parques y espacios públicos concurridos también contarán con cámaras, lo cual evitará que niños y jóvenes sean objeto de violencia, narcotráfico y pandillismo.

Aumento de pie de fuerza de la policía. Desde la Alcaldía se exigirá que el cuerpo de Policía Metropolitana cuente con el pie de fuerza necesario y con los hombres más capacitados para mejorar la seguridad de los barranquilleros y así recuperar la confianza en dicha institución.

Fortalecimiento de la justicia: para garantizar y consolidar el bienestar de los barranquilleros trabajará en el fortalecimiento del aparato judicial, para que  se imparta justicia de forma rápida y eficaz. Cifras del comandante de la Policía Metropolitana estiman que 7 de cada 10 presuntos criminales quedan libres inmediatamente, y aunque las causas son múltiples, una de las más importantes es el vencimiento de términos por falta de material acusatorio y capacidad institucional en criminología para procesar la evidencia y judicializar a los criminales.

Consolidar las actuaciones del laboratorio de criminología: la instancia, creada recientemente para brindar mayores y mejores herramientas a la policía en materia de recolección de evidencia y en análisis criminalístico de las escenas del crimen, se fortalecerá. Así, las pruebas ya no tendrán que ser llevadas hasta el centro del país para ser estudiadas, sino que la policía judicial contará con las herramientas necesarias para ser examinadas en Barranquilla directamente.

Tecnología para la policía: Con el propósito de que la institución policial ejerza una respuesta más oportuna frente al delito, se dotará con sistemas de identificación de huellas digitales, de identificación de rostros, identificación balística (con su base de datos), laboratorio de genética forense, laboratorios de acústica forense y laboratorios para residuos de disparos.

Con estas iniciativas los nuevos alcaldes buscan hacer frente al delito, a la impunidad y lograr la agilización de los procesos judiciales. Como lo señala el consultor en seguridad Hugo Acero, es importante que en lo que resta del año los nuevos mandatarios realicen los encuentros respectivos y ajusten acciones, para que el primero de enero de 2016 asuman su cargo con un plan de seguridad consensuado, con compromisos y metas claras. 

Publicado en Seguridad pública

Robert David Paulison, es un reconocido experto a nivel internacional en prevención y atención de desastres. Obtuvo su título universitario en Florida Atlantic University y luego completó sus estudios de Alta Dirección en el  Programa Escuela de Gobierno John F. Kennedy de la Universidad de Harvard. 

Con una trayectoria cercana a los treinta años de servicio, este bombero a realizado una notoria labor que lo ha llevado a ocupar diversos cargos a nivel gubernamental, primero como Jefe de bomberos de Miami-Dade, siendo reconocido en 1993 como Bombero del año para la Florida. Luego ocupando la jefatura  de la Administración de Incendios de Estados Unidos por nombramiento del Presidente George W Bush y confirmado por unanimidad en su cargo por el Senado en 2001. Posteriormente fue director interino de FEMA (Agencia Federal para el manejo de Emergencias, por sus siglas en ingles), desde 2006 hasta 2009.

Actualmente es considerado como uno de los expertos internacionales con trascendentales conocimientos en temas de prevención y gestión de emergencias, siendo consultor para grandes corporaciones.

Hace unos días estuvo en Colombia por invitación de Motorola Solutions al Primer Seminario Regional de Comunicaciones para Emergencia y Atención de Desastres, para analizar la preparación que tienen los organismos en protección pública y atención de desasstres.

Bajo el título “Lecciones Aprendidas”, Paulison presento en este seminario la visión  que en temas de atención dejo la experiencia del Huracan Katrina para luego hacer parte del panel de expertos en protección pública y atención de desastres en compañía de los líderes de las principales entidades que tienen la responsabilidad de atender estos temas en nuestro país con el objetivo de mostrar la relevancia de la comunicación para el manejo efectivo de emergencias y generar conciencia alrededor de la necesidad de asignar espectro dedicado en la banda de 700MHz para garantizar la disponibilidad y operabilidad entre todos los organismos encargados de dar respuesta ante estas situaciones.

Revista Máxima Seguridad tuvo la oportunidad de entrevistarlo en exclusiva para recoger su experiencia en temas de gestion de riesgo, y protocolos a los que se deben ceñir las entidades del estado para garantizar la protección de los ciudadanos.

REVISTA MÁXIMA SEGURIDAD:Desde la experiencia; ¿como debe abordarse la gestion del riesgo de desastres desde la prevención?

R DAVID PAULISON:Las catastrofes sean naturales u originadas por la mano del hombre ocurren eventualmente y es muy dificil advertirlas con la suficiente antelación, algunas, como las acciones terroristas pueden ser previstas hasta cierto nivel, pero las acciones de la naturaleza no se pueden detener es por ello que se debe estar preparado para responder ante estos de dos maneras: Primero, estar seguros que el personal de emergencia, sean estos, Policía, bomberos o personal médico y lideres de la comunidad esta optimamente capacitados, escalando desde lo local, estatal, federal y nacional.

Segundo, capacitando a la comunidad para que sepan que hacer antes, durante y después del evento. Le voy a dar un ejemplo: en el caso del huracan Katrina, el más destructivo de la temporada 2005. El primer problema fue la falta de planes de evacuación: el como trasportarlos y los lugares donde recibirlos, es así como la gente se quedo en New Orleans porque no podían usar sus vehículos y no sabian que hacer, lo cual causo que fallecieran 1.300 personas. Luego el Huracan Gustav, segundo más grande de la temporada 2008 que afecto principalmente el estado de Luisiana, se prepararon lugares dentro del mismo estado y algunos en estados cercanos para recibir a las personas las cuales fueron transportadas en buses que ya se tenian para ese fin, es así como al momento de llegar el Huracan, las personas ya estaban bajo protección reduciendo la cifra de victimas fatales a cero.

Posterior al desastre se debe evaluar que edificios quedaron, cuales resistieron el evento. Analizar las normativas de construcción y cambiarlas si es necesario, como sucedió luego del Huracan Andrew.

Otro ejemplo son los ataques terroristas: el ataque a las torres gemelas obligó a un cambio en la inteligencia del estado, en la recolección de información. En este caso también fallo el departamento de bomberos, ellos establecieron su centro de mando dentro del edificio, nunca pensaron que este se iba a caer.

En conclusión debe aprenderse de la experiencia del pasado, revisar que trabajo se realizo luego del desastre y ser honesto en la evaluación para reconocer donde se ha fracasado.

MS: Como ha evalucionado la atención de emergencias en Estados Unidos?

DP: Primero se reviso la estructura del sistema de fallas secuenciales, donde la primera en responder era la comunidad local, luego el estado y cuando este se veía superado por la emergencia, era asistido por los organismos federales; este sistema  no permitía la autosuficiencia ya que era más reactivo que proactivo, lo cual ocasionaba un desequilibrio en los procesos. Otro cambio ha sido el de llevar a FEMA personas preparadas y expertas con una carrera minima de tres años en temas de atención de emergencias, ya que anteriormente, las personas que ocupaban los cargos ejecutivos dentro de la Agencia llegaban allí más por compromisos políticos que por conocimiento. El llevar a estos expertos a la Agencia es uno de mis aportes para el cambio y los directores que me han reemplazado allí han venido haciendo exactamente lo mismo.

La otra parte es el cambio cultural de los gobernantes. Cuando ellos vieron lo que paso con Andrew, se preguntaron como responderían si fuese en su estado donde ocurriera la catastrofe y definieron facultades para tomar decisiones y responder oportunamente ante una amenaza como lo es un huracan o una inundación.

MS:  ¿Cuales deberian ser los componentes claves para una efectiva estrategia de mitigación de riesgos?

DP: Lo primero es ver que tipo de desastres ha tenido en el pasado en los últimos 50 – 100 añosy desde esa información hacer un análisis del pasado, preparandose para ese tipo de eventos. Y si uno de esos eventos ocurre se tiene que ver como proteger a las personas , se tienen que ver todos los aspectos;  fijarse en la ciudad. Si hay que evacuar; a donde van a ir; como van a llegar; quien los va a cuidar cuando lleguen allá; tiene que poner eso como parte de su plan. Y tiene que ser parte de su estructura; los sistemas de suministro; el sistema eléctrico, el sistema de agua; como reestablecerlos rapidamente. Y luego practicar esos planes llevandolos hasta el extremo, hasta la falla, nosotros le decimos a la gente, “empuje el plan hasta que falle”. Estos ejercicios deben tener participación de todas las personas, todos los líderes, incluidos los alcaldes y gobernadores.

Por ultimo hay que educar al público, que debe hacer antes, durante y después de las emergencias, esto debe hacerse con una comunicación constante, hacer que cada individuo sea autosuficiente, que pueda sobrevivir durante al menos tres días con recursos provistos para ello, permitiendo que los organismos atiendan a las personas que realmente lo necesitan; enfermos, ancianos, niños, personas en condición de discapacidad.

MS: ¿Como debe manejarse el tema de comunicación con la comunidad cuando se despliega un plan de emergencia?

DP: Lo primero es involucrar y hacer uso de los medios de comunicación, prensa, radio, tv.

En FEMA, se realiza una reunión dos veces al día con la prensa, en donde se les está informando que es lo que está pasando, como está funcionando y que mensaje queremos trasmitir nosotros como FEMA al público.

También se debe hacer uso de la WEB 2. O, las redes sociales: Instagram, Facebook, twitter. Etc.  La información debe ser enviada directamente desde el gobierno a fin de evitar rumores e información errónea.

MS: ¿Cual debe ser la estructura de comunicación ideal para que los cuerpos de atención y rescate actuen conjuntamente?

DP: El tema de la comunicación, es un tema de gobernabilidad, es un sistema que el estado o país tiene para actuar en un solo modelo que les permita la interoperabilidad. Cada país debe crear su propio sistema de gobernabilidad, donde haya un solo canal y todos estén de acuerdo; por ejemplo en Estado Unidos los Bomberos han creado un comando de incidentes, no importa a que parte se muevan en Estados Unidos, se sabe con anticipación como un desastre va a afectar, de la misma forma están preparados para utilizar un único protocolo. El sistema federal hace que cada organismo sepa como debe responder, y así sucede también a nivel estatal y local. Es un sistema de gestión donde cada quien sabe cual es su responsabilidad y como actuar.

Publicado en Gestión de riesgo

Carlos Alfonso Mayorga Prieto, está al frente de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad privada desde mayo de 2015, después un riguroso proceso de selección por méritos que el Ministerio de Defensa adelanto a lo largo de cuatro meses y evaluado por una importante firma internacional de caza talentos.

Su perfil académico habla por sí solo: Abogado de la Universidad de la Sabana, con Maestría en Ciencia Política de la Universidad Javeriana, Especialista en Derecho Constitucional y Parlamentario de la Universidad Externado de Colombia; experto en gestión y promoción de organizaciones no gubernamentales de la Universidad Complutense (Madrid España), Master en Acción Política y Participación Ciudadana en el Estado de Derecho de la Universidad Francisco de Vitoria (Madrid España), y Magister en Seguridad y Defensa Nacionales de la Escuela Superior de Guerra.

Con una experiencia profesional mayor a 20 años en el sector público, se ha desempeñado como diputado, gobernador encargado, Secretario de Desarrollo Económico, Secretario de Gestión Empresarial, Secretario de Minas y Energía en el Departamento de Boyacá. Ha sido Contralor Delegado Intersectorial de la Unidad de Investigaciones Especiales Contra la Corrupción y Asesor de Asuntos Ambientales de la Contraloría General de la República. En organismos internacionales ha sido Consultor de la Iniciativa para el fortalecimiento de la Capacidad Competitiva- IFCC– OEA y Asesor de la Organización de Naciones Unidas (convenio COL-009). Igualmente ha desempeñado cargos como asesor del sector privado y docente universitario.

Máxima Seguridad le entrevistó acerca de su visión del sector, los retos de la Superintendencia y la lucha contra la ilegalidad.

MS: ¿Cuál es su balance de inicio al recibir el cargo de Superintendente?

CM: Inicié con algunas inquietudes por el proceso de interinidad que tuvo la institución por cerca de 10 meses, el cual generó atrasos y dificultades propias de la gestión pública. El objetivo es “desatrasar” la entidad, dejarla al día en los más de mil trámites que están pendientes y ya se están evacuando, gracias al plan de contingencia que estamos manejando.

MS: ¿Cuál es la proyección que tiene para la Superintendencia?

CM: Principalmente, se debe hacer un ajuste a los procesos de la entidad, garantizando los principios de economía, celeridad y eficiencia, en aras de tener respuestas más oportunas y con mayor eficacia.

Estamos trabajando en la definición del plan estratégico para fortalecer los objetivos. El proceso más relevante es renovar y garantizar mejores sistemas de información e interconexión de éstos, tanto para operación como para el control. A futuro visibilizamos una entidad con mayor capacidad de respuesta en corto tiempo, con unos trámites oportunos y una atención eficiente.

MS: ¿Cuáles han sido las dificultades que ha encontrado?

CM: Básicamente el envejecimiento de los sistemas de información, se requieren ajustes. Aspiramos a inaugurar una sede electrónica en enero 2016, para que muchos de los trámites se realicen a través de la página web. Por ejemplo, radicación virtual, diligenciamiento de formularios, constancias en código de barras, respuestas electrónicas a trámites y capacidad para subir documentos.

MS: ¿Cuál será la estrategia para fortalecer el sector?

CM: Tenemos identificados unos aliados estratégicos, la administración pública es en esencia una actividad colectiva y solidaria por naturaleza, que requiere cohesión y sinergias. Acabamos de firmar con la Fiscalía General de la Nación un convenio para hacer más eficiente la lucha contra la ilegalidad, haciendo los requerimientos en materia de policía judicial, redes de apoyo, cooperación y salvaguarda de la cadena de custodia. Lo anterior con el propósito de  generar una herramienta eficaz en la seguridad ciudadana.

Próximamente se firmará un convenio con la Cámara de Comercio para la creación y el fortalecimiento del Observatorio de Criminalística, el cual permitirá georreferenciar los servicios de la Superintendencia frente a los cuadrantes, identificar tipologías y zonificar los delitos, medir tiempos de respuesta, para que la seguridad privada brinde el soporte al Estado sobre seguridad pública.

Finalmente, estamos en la búsqueda de un aliado internacional para traer otros estándares al país.

MS: En su nuevo cargo ya se ha reunido con los gremios del sector, ¿cómo percibe a estas asociaciones y en qué consistirá su trabajo con ellos?

CM: Con relación a los gremios los veo muy proactivos, conocen el rol que cumple la institución: licenciamos todos los servicios a través de los permisos de Estado y se aplica el régimen sancionatorio sobre el tema.

Con los gremios se quisiera avanzar en el cumplimiento de estándares internacionales de buenas prácticas. En el Pacto Global de Naciones Unidas. Potencializar la satisfacción del servicio, fundamentalmente para mejorar las condiciones de vida de los guardas y de las personas dedicadas a la actividad.

Igualmente, solicitamos a los gremios evidenciar las deficiencias estructurales del sector y mirar cómo corregirlas. El sector tiene todas las posibilidades de crecer. Los gremios han propuesto unos escenarios de discusión interesantes, como participar en labores de desminado humanitario con la experiencia que han tenido estas empresas en otras partes del mundo; otros han querido que avancemos hacia la seguridad penitenciaria y otros, en la seguridad de los espectáculos públicos.

MS: ¿Cuál es la posición de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada de cara al proyecto de ley sobre las reformas que se están planteando?

CM: Se ha estudiado el proyecto que busca reformar el estatuto de vigilancia y seguridad privada, el cual persigue traer a tiempo presente la normatividad y condensarla en un solo instrumento jurídico. Además de visibilizar las debilidades que buscan ser mejoradas. Al respecto tenemos algunas observaciones como: la actualización y fortalecimiento del régimen sancionatorio y la organización de algunos servicios.

MS: Y, ¿la política pública de Seguridad Privada?

CM: A nosotros como Superintendencia nos corresponde definir y asesorar al Gobierno en la Política Pública de Seguridad Privada. Ya tenemos un documento de consulta en la página web sobre lo que va a ser esta iniciativa en Colombia para los próximos años. Lo que queremos es un sector mucho más robusto, más fortalecido, con mayores escenarios que cual pueda desarrollarse y fortalecerse aún más.

MS: Uno de los temas con mayor complejidad e incomodidad de las empresas está en el proceso que viene adelantando Colombia Compra Eficiente y los Exámenes Psicofísicos para el personal operativo. ¿Cómo puede la Superintendencia ser ente conciliador?

CM: Tuve la oportunidad de reunirme con la Dra.  Margarita Zuleta, Directora de Colombia Compra Eficiente y dejar un documento por escrito sobre lo que consideramos que deben ser puntos a tener en cuenta, en el acuerdo marco de precios uniformes que están en la licitación. Le he expresado la situación sobre las particularidades de este negocio. Estamos frente a un acuerdo marco que está proponiendo el Gobierno para los servicios de vigilancia y seguridad privada, que serán obligatorios para los servicios que contrate el nivel central de la administración pública nacional. Hicimos varias observaciones, no con el fin de oponernos sino de facilitar el conocimiento del negocio.

  1. Una tarifa regulada, ya que el porcentaje no da un margen de maniobra.
  2. Colombia Compra Eficiente está mirando en una perspectiva general la prestación del servicio por regiones, eso puede generar dificultades por la concentración de unos pocos oferentes o donde no hay mercado.
  3. Escenarios de responsabilidad de los consorcios.

MS: ¿Cómo se percibe la entrada al país de inversores extranjeros?

CM: Depende mucho de lo que defina el Gobierno. Sin embargo se necesita una reciprocidad de escenarios. El país que quiera llegar a Colombia tiene un reto muy grande porque nuestro sector es una potencia muy fuerte. Nuestro escenario de control ha sido modelo para otros países. Si la inversión llega debe ser en escenarios recíprocos, nuestras empresas están en capacidad para responder en otros países.

MS: Y, ¿en Europa?

CM: La seguridad privada aún está en construcción en todo el mundo. En España la seguridad privada ganó una pelea muy fuerte porque logró llegar a los servicios penitenciarios. La Unión Europea está abriendo la oportunidad para ser guardas no solo a los europeos, también a los inmigrantes.

MS: Finalmente, el motor de este sector son los guardas, ¿qué tiene previsto la Superintendencia para ellos?

CM: Con relación a los guardas, como ente regulador y de control, la tarea es garantizarle a estas personas los derechos básicos para que puedan cumplir su función. Con la UGPP tenemos un convenio que estamos instrumentando con el fin de advertir que empresas han incumplido en el tema de aportes parafiscales de ley y así poder sancionar. Se deben garantizar no solo salarios mínimos, seguridad social, bienestar, salud y recreación. Al margen de esa consideración, que las compañías vigiladas por la Superintendencia avancen en estándares internacionales, porque van a ir más allá de los mínimos lo que permitirá mayores beneficios a los vigilantes. También, estamos trabajando con el SENA en capacitación, formación y competencias laborales. Nuestro compromiso no sólo está con el guarda, sino con los medios, los animales que deben estar en óptimas condiciones.

Publicado en Seguridad Privada
Martes, 31 Marzo 2015 19:00

¿Usted está seguro en Bogotá?

Entrevista al General Humberto Guatibonza, Comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá

La seguridad en Bogotá es un aspecto neurálgico debido al gran número de bandas delincuenciales a lo cual se suma que durante el mes de febrero en la capital del país se presentaron varios atentados con artefactos explosivos y quema de buses.

Sin embargo, pese a estos incidentes y al aumento del índice de homicidios con respecto a años anteriores, la Policía Metropolitana ha venido liderando diferentes planes estratégicos que contrarresten dichos actos delincuenciales.

A lo anterior se suma la unión de fuerzas de seguridad e inteligencia para encontrar  donde nacieron los más recientes hechos delincuenciales que azotaron a Bogotá.

Revista Máxima Seguridad: ¿En qué consiste la “Operación Burbuja”?

General Humberto Guatibonza: Es una operación en la cual se unen las inteligencias de las diferentes fuerzas en pro de un objetivo en común, en este caso en Bogotá. Se unió la Policía, Armada, Fuerza Aérea, el Ejército, y se creó un solo grupo, es así como toda la información que llegue se trabaja bajo la orden de un fiscal para buscar los responsables de extorciones.

RMS: ¿Qué papel juega en ella la policía?

_GHG: La Policía es la que lidera la burbuja, es la que aglutina a las demás inteligencias de las otras fuerzas.

Indiscutiblemente tras los atentados con explosivos que sufrió la capital de país en el último mes la sensación de seguridad de Bogotá ha cambiado de manera negativa, a lo cual surge una pregunta;

RMS:¿Cree usted que estos hechos tienen relación? Y de no ser así ¿por qué estalló el fenómeno de la inseguridad durante esta época?

_GHG: Dos si tuvieron relación, pero sin embargo no hubo heridos ni muertos, pero la seguridad si ha mejorado bastante respecto a homicidios, muestra de esto es que en febrero la baja de homicidio ha sido sensible.

Asimismo, uno de los mayores retos de la Policía Metropolitana es bajar el índice de homicidios que a diferencia de años anteriores parece haberse disparado por presuntos ajustes de cuentas durante el 2014.

RMS: ¿Por qué se produjo este incremento de eventos criminales durante esta época, existe algún factor que tuviera incidencia para que se presentaran estos eventos criminales en febrero?

_GHG: La actividad normal de la ciudad comienza en el mes de febrero y esto también incluye a los delincuentes. Claramente el objetivo era crear ruido, pánico y miedo, pero no lo lograron pues la primera bomba fue destruida por nosotros mismos, la segunda causó daños y  la tercera tuvo efectos menores.

 

RMS: ¿Cree usted que la seguridad de la capital se ve afectada por la libertad de expendio de licores?

_GHG: No tanto en el tema delincuencial sino que incide en la tolerancia, en un fin de semana tenemos una gran cantidad de riñas, en el 90% de las riñas existe la presencia de alcohol y terminan asesinándose familiares. Después de ingerir licor la gente se vuelve intolerante y agresiva.

RMS: ¿Cuál cree que podría llegar a ser una solución estratégica para contrarrestar este efecto?

_GHG: En Ecuador los domingos no venden licor, y eso ha disminuido el tema de las riñas, es una solución que me parece buena.

RMS: ¿Qué de cierto tiene el supuesto ajuste de cuentas por territorio en Bogotá y cuales zonas serían las afectadas?

_GHG: No es tanto entre territorios, el tema de tráfico de estupefacientes es un negocio que atrae a muchas bandas delincuenciales, por lo cual tradicionalmente existían unos distribuidores en los barrios, pero ahora han llegado nuevas bandas a liderar estos mercados y esto genera confrontaciones y homicidios.

RMS: ¿Cuáles son las zonas más afectadas por este fenómeno?

_GHG: Ciudad Bolívar, San Cristóbal, Kennedy, puente Aranda y Usme. Nos preocupa principalmente Suba, Usme y Engativá.

No podemos ignorar el efecto “negativo” que al parecer ha tenido la intervención del Bronx, con lo cual parecen haberse trasladado a diferentes zonas de la capital los expendios de droga, lo realmente preocupante es que los expendios y el consumo a simple vista se han incrementado.

RMS: ¿Qué planea hacer ahora la Policía para frenar este aumento potencial de expendios de droga en diversos sectores de Bogotá?

_GHG: Queremos hacer una intervención integral, combatir a los traficantes sin desconocer que ahí están habitantes de calle, indigentes, consumidores habituales, adictos y personas enfermas. Hay que darles soluciones a todos, con lo del Bronx en vez de tener el problema focalizado lo tenemos disperso.

Estamos atacando las grandes estructuras, no pretendemos atacar al distribuidor, sino  a toda la organización delincuencial, desde el que recibe el dinero y lo invierte, hasta el jefe. Esto toma tiempo, el año pasado hicimos varias operaciones en ese aspecto y nos dieron buenos resultados.

Según el panorama de lo que ha venido presentándose en Bogotá, como lo es el hurto a cadenas de supermercados y grandes superficies, además de la inseguridad en el transporte público; RMS: ¿Considera usted que la seguridad privada es un aliado estratégico para la policía y de ser afirmativo, qué cree que está fallando en materia de mutuo acuerdo para que realmente se ponga en marcha este alianza?

_GHG: Estamos un poco cojos, porque no hemos logrado compenetrar. Las empresas de vigilancia representan en Bogotá 3 o 4 veces el número de la Policía, es decir superan en cantidad, sin embargo se presentan muchos hurtos donde hay empresas de seguridad y eso no preocupa. No podemos hablar de complicidad, pero si debemos encontrar una solución. No es para que ellos hagan el trabajo nuestro, nosotros tenemos una responsabilidad y es nuestra obligación hacerlo, el trabajo de la Policía es un trabajo para el Estado colombiano y nos pagan por esto.  Pero si queremos que los vigilantes se conviertan en una herramienta más de información.

RMS: ¿Se ha generado algún plan de acción a partir del hurto a grandes superficies y cadenas de suministros?

_GHG: Hemos venido avanzando junto con las diversas organizaciones, principalmente se está trabajando con la Fiscalía. Tenemos reuniones casi mensualmente y se han tenido buenos resultados.

RMS: En materia de transporte público, ¿Qué soluciones se han considerado o se han venido implementando para fortalecer la seguridad en Transmilenio?

_GHG: Se ha incrementado la tecnología, explícitamente cámaras de seguridad, presencia policial y cultura ciudadana.

RMS: En general a manera de opinión ¿Cómo estamos en materia de seguridad en Bogotá?

_GHG: Estamos muy bien, tenemos exactamente los mismos problemas de seguridad que tienen las grandes capitales del mundo, y estamos trabajando para mejorarlos. No somos la ciudad invivible que nos quieren pintar. Vamos a cumplir 120 días sin un solo muerto en la localidad de Chapinero, y como sabemos esta zona tiene universidades, teatros y mucha afluencia de gente.

RMS: Para finalizar, respecto al tema de seguridad vial; ¿Bogotá está preparada para ser registrada por cámaras y esto ayudaría a contrarrestar la inseguridad en ciclorutas y puentes peatonales?

_GHG: Si, de hecho muchas de las cámaras han ayudado a resolver varios casos y esclarecer otros.

Publicado en Seguridad pública
Miércoles, 27 Agosto 2014 16:51

Más seguridad para transporte de pasajeros

Ha esta cifra alarmante se suma que en la mayoría de los casos resulta al menos un lesionado (86,5%), y en un menor porcentaje una víctima mortal (13,5%), por lo cual estas cifras convierten a los accidentes de tránsito en la segunda causa de muerte violenta en Colombia.

Si bien, la gran mayoría de accidentes se presentan entre particulares, ahora es preocupante el aumento en la frecuencia de siniestros donde participan vehículos de transporte público, donde el agravante son los usuarios, quienes en ocasiones no cuentan con servicio médico, o algo que garantice su seguridad.

Constanza Quintero, de QBE Seguros afirmó que “a pesar de las múltiples alternativas que protegen a pasajeros y transportadores en caso de accidente, un alto porcentaje de vehículos de transporte público terrestre recorren el país sin contar con un seguro de responsabilidad civil contractual, que además de ser de carácter obligatorio, protege a los pasajeros frente a una eventual incapacidad total, permanente o temporal e incluso en caso de muerte”.

“Es común que los transportadores asuman, que tanto ellos, como sus pasajeros, pueden viajar tranquilos si cuentan con un Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito, sin embargo, es importante aclarar que el SOAT no remplaza las pólizas de responsabilidad civil, pues éste cubre únicamente los daños corporales o la muerte que pueda causarse a las víctimas en un accidente de tránsito, pero no cubre la responsabilidad que pueda ser atribuida por el accidente al transportador”, agregó Constanza Quintero.

Por esto, es importante que para garantizar un viaje tranquilo, además de cumplir con todas las normas de tránsito, los transportadores omitan su responsabilidad ante los pasajeros, que implica asegurar su recorrido con una póliza de responsabilidad civil, que no solo los ampare a ellos, sino a los peatones o víctimas que estén fuera del vehículo de transporte público.

(Encuentre esta noticia en la edición impresa)

Publicado en Vial

EDITORIAL

Ago 25, 2015 5577

Cada cual interpreta como…

by Alexander Becerra